Ya es hora de poner fin a la prohibición anti-gay en los Boy Scouts

El día de hoy los Boy Scouts de América decidirá si permitirá la participación de jóvenes gays. Esta es una institución valiosa que crea líderes y a ninguna persona se le debe negar la oportunidad de formar parte del Movimiento Scout solo por ser gay.

En GLAAD estamos abogando por el fin de una política anti-gay de Boy Scouts de América para dejar atrás la exclusión de jóvenes y adultos gays. Hemos estado trabajando activamente en esta campaña desde que una mamá lesbiana, Jennifer Tyrrell, nos contactó contándonos de su expulsión de la tropa de su hijo de 7 años. Después de haber servido como líder en el grupo de su hijito, le habían dicho que ya no era bienvenida, por el simple hecho de ser lesbiana.

La original petición de Change.org de Tyrrell ha atraído a más de 343.000 firmas en apoyo al fin de la política de los Boy Scouts of America que prohíbe a scouts y líderes gays. Tyrrell, junto con GLAAD, ha lanzado una nueva petición para instar a los Boy Scouts of America (BSA) para levantar completamente su prohibición anti-gay para permitir la participación de jóvenes gays, así como de empleados y voluntarios adultos gays.

Esto es injusto—ser juzgado y rechazado simplemente por la orientación. De hecho, una gran mayoría de los estadounidenses concuerda con que el Movimiento Scout debe ser para todos-- gay o heterosexual.

En un editorial publicado el día de ayer, el actual presidente de los Boy Scouts de América Wayne Perry hizo público su postura en contra de la prohibición de jóvenes gays de su organización. De ser aprobado, sería un paso importante, pero no suficiente.

Los padres gays, como Jennifer Tyrrell (madre lesbiana que fue expulsada de la tropa de su hijo por su orientación sexual), que quieren participar también deberían poder hacerlo. El mismo Perry ha afirmado que el relacionar el abuso sexual con la orientación es incorrecto y ha sido desmentido por expertos desde hace décadas. Entonces, ¿por qué rechazar a adultos que quieren participar?

A esta campaña se han unido más de 1,4 millones de personas que han firmado una petición en Change.org; ex Scouts gays y heterosexuales, como Zach Wahls (fundador del grupo Scouts for Equality, que aboga por el fin de la exclusión de personas gays en el Movimiento Scout); padres de Scouts gays, como Eric y Karen Andresen, cuyo hijo Ryan fue expulsado de los Boy Scouts por ser abiertamente gay; organizaciones religiosas como la Iglesia Metodista Unida, la Iglesia Presbiteriana y la Iglesia Unida de Cristo; y el presidente Barack Obama, quien en una entrevista de pre-Super Bowl reafirmó su oposición a la exclusión de scouts y líderes gays en los Boy Scouts.

A pesar de que no se aprende la discriminación en los Boy Scouts, a los scouts y dirigentes gays se les está diciendo todos los días que no pertenecen a esta organización. Ya es hora de que los Boy Scouts de América sigan el ejemplo del pueblo estadounidense adoptando políticas que acogen a todos, y así fortalecerá sus principios básicos de equidad y respeto.

Para unirte a esta campaña visita a www.glaad.org/denmother. Para más información sobre el trabajo de GLAAD en esta campaña, incluyendo una cronología de eventos clave, visite www.glaad.org/scouts