Miembro de la Junta Directiva de GLAAD y Político Ecuatoriano Humberto Mata Sale del Clóset y se Casa con su Pareja

Hoy es un día muy importante en mi vida porque me permito compartir mi verdad y quien soy con ustedes.    Nunca es tarde para hacerlo.

Estoy muy feliz de este nuevo capítulo que comienzo en mi vida, pero confieso también que en algún momento sentí miedo e inseguridad.  Pasé momentos de confusión y angustia, de sentirme vulnerable, escondiendo mi orientación sexual para que no me lastimen ni lastimar a mis seres queridos.    Además, muchos amigos y familiares me aconsejaban que no hable de este tema en público porque es algo privado, que hay mucha maldad entre la gente y que podrían hacerme daño.

Ciertos medios de comunicación no muestran representaciones de las personas y vidas LGBT de forma justa, exacta o inclusiva. Antes de ser personas gays, lesbianas, bisexuales o transgénero, somos seres humanos con sueños, valores, ideales, miedos y desafíos como cualquiera.

Haber tomado la decisión de salir del closet y vivir una vida plena como soy, no ha sido un proceso de la noche a la mañana.   Espero de corazón contribuir de alguna forma a que otras personas puedan vivir su verdad sin miedos ni traumas.

Este respeto y estas protecciones que pido para mí, los pido asimismo para todos. Se trata de nuestros vecinos, nuestros parientes, nuestros colegas, nuestros amigos que muchas veces son víctimas de burlas, despidos,  discriminación, rechazo y hasta muerte por culpa de los prejuicios en los que nuestra sociedad cree sin cuestionarse.

En este momento tan feliz que estoy viviendo, he decidido soltar mis miedos y hablar sin tapujos. Haberme casado con la persona con la que comparto mi vida desde hace más de 5 años y poder formar una vida juntos es el verdadero sueño de cualquier pareja comprometida.

¿Cómo podría avergonzarme o negarme al amor que ilumina mi corazón todos los días?

Paz, luz e igualdad para todos,

Humberto Mata

Hoy es un día muy importante en mi vida porque me permito compartir mi verdad y quien soy con ustedes.    Nunca es tarde para hacerlo.

Estoy muy feliz de este nuevo capítulo que comienzo en mi vida, pero confieso también que en algún momento sentí miedo e inseguridad.   Pasé momentos de confusión y angustia, de sentirme vulnerable, escondiendo mi orientación sexual para que no me lastimen ni lastimar a mis seres queridos.    Además, muchos amigos y familiares me aconsejaban que no hable de este tema en público porque es algo privado, que hay mucha maldad entre la gente y que podrían hacerme daño.

Ciertos medios de comunicación no muestran representaciones de las personas y vidas LGBT de forma justa, exacta. Antes de ser personas gays, lesbianas, bisexuales o transgénero, somos seres humanos con sueños, valores, ideales, miedos y desafíos como cualquiera.

Haber tomado la decisión de salir del closet y vivir una vida plena como soy, no ha sido un proceso de la noche a la mañana.   Espero de corazón contribuir de alguna forma a que otras personas puedan vivir su verdad sin miedos ni traumas.

Este respeto y estas protecciones que pido para mí, los pido asimismo para todos. Se trata de nuestros vecinos, nuestros parientes, nuestros colegas, nuestros amigos que muchas veces son víctimas de burlas, despidos,  discriminación, rechazo y hasta muerte por culpa de los prejuicios en los que nuestra sociedad cree sin cuestionarse.

En este momento tan feliz que estoy viviendo, he decidido soltar mis miedos y hablar sin tapujos. Haberme casado con la persona con la que comparto mi vida desde hace más de 5 años y poder formar una vida juntos es el verdadero sueño de cualquier pareja comprometida.

¿Cómo podría avergonzarme o negarme al amor que ilumina mi corazón todos los días?

Paz, luz e igualdad para todos,

Humberto Mata

Tags: